“En los alrededores de Allison Bell y Garibaldi, en los bordes y en las lejanías del maldito chalet de dos plantas, no hay solamente recuerdos del horror en los gritos escuchados de más de 250 compañeras/os.…
Seguir leyendo